Batidos la combinación de proteína ideal

Los suplementos de proteínas son la elección número uno de todos aquellos que desean aumentar su masa muscular. Da igual ser culturista que jugador de fútbol o boxeador, si se quiere aumentar la masa muscular, o simplemente mantenerla, los productos de aislado de proteínas son una necesidad. Ésta viene dada por los requerimientos tan altos que el deportista, o cualquiera que quiera aumentar su tamaño muscular, tiene de este macronutriente, y por que los alimentos a los que existe un acceso más sencillo son a base de carbohidratos. El costo y el trabajo del aparato digestivo serían enormes si alguien quisiera llevar una dieta con un promedio de 2,5 gramos de proteína por kilo de peso a base de comida tradicional. Esa es la razón por la que la mayoría de los culturistas no considera los productos proteínicos un suplemento, sino una parte de su alimentación diaria.

Los suplementos de proteínas

Para hacerse una idea inicial de lo importante que son las proteínas para el ser humano, simplemente hay que decir que se encuentran presentes en todos los tejidos vivos. Otro dato que refleja su importancia es el hecho de que el cuerpo necesita un aporte constante de proteínas para reponer y mantener los tejidos y los órganos vitales. Contrariamente a lo que sucede con los carbohidratos y las grasas, las proteínas no se almacenan en el organismo y en ningún caso pueden utilizarse las reservas. Si los carbohidratos y las grasas se eliminan de la dieta diaria, el organismo utilizará las reservas acumuladas durante un cierto tiempo; esto nunca ocurrirá con las proteínas. Por tanto, y debido a que se sabe que músculos, sistema inmunitario y todos los enzimas del cuerpo están formados por proteínas, éstas nunca pueden faltar de la ingesta de cada día.

Las proteínas se componen de aminoácidos. Estos, veintidos en total, se dividen en esenciales y no esenciales, siendo calificados así los primeros porque el organismo no puede sintetizarlos a partir de otros, lo que sí ocurre con los no esenciales. La descomposición de las proteínas en aminoácidos es fundamental para que puedan ser absorbidos por el organismo. Una vez que esto ha ocurrido, los aminoácidos vuelven a formar proteínas para que, a su vez, formen los tejidos.

El aporte diario de proteínas que necesita el ser humano se produce a través de la dieta. Las mejores fuentes son la carne, los productos lácteos, los huevos y el pescado. Los requerimientos diarios se cifran en torno a los 0,75 gramos por kilo de peso y día, pero esto no es suficiente para alguien que quiera aumentar su masa muscular. Si el objetivo es el tamaño, a la hora de hablar de proteínas hay que hacerlo de cantidad y calidad. Es dificil encontrar a alguien a la caza y captura de músculo que no consuma dos gramos de proteína por kilo de peso y día, aunque se conocen casos de competidores de alto nivel que consumen hasta cuatro gramos diarios. No obstante, digamos que la franja habitual está entre los dos-tres gramos/día.
Para hacer frente a estas grandes cantidades de proteína diaria, los culturistas recurren a los aislados de proteína en polvo. La calidad de estos productos está marcada por su procedencia, que es la caseína, el huevo, la soja o el suero, y por los procesos químicos a los que hayan sido sometidos. En la actualidad la proteína de suero es la elección número uno de los culturistas, razón por la que este tipo de productos copa gran parte de los estantes en las tiendas especializadas. Sin embargo, y a tenor de las últimas investigaciones, parece que el suero no es la panacea que en un principio nos quisieron presentar.

La proteína de suero

Se ha podido saber que cuando la proteína de suero se toma con el estómago vacio, ésta no es aprovechada en su totalidad, ya que la absorción es demasiado rápida. Aunque la función del suero es promover la sintesis proteica, gran parte de sus aminoácidos son usados como energía, para lo que no son muy eficientes.
La digestión y absorción de la caseína se produce de modo mucho más lento, por lo que el aprovechamiento de sus aminoácidos es mayor. Está comprobado que la caseína no promueve la síntesis proteíca del mismo modo que lo hace el suero, pero también lo están los mayores efectos anticatabólicos que se consiguen con el uso de la caseína.

la síntesis de proteínas

Con todo esto en mente no es extraño saber que las mejores compañías de suplementos hayan optado por la combinación de ambas fuentes proteicas, en un afán de lograr un producto de calidad superior. La caseína ralentiza la absorción del suero, consiguiendo que sus aminoácidos no se pierdan y ayudando a mejorar su eficacia en la síntesis de proteínas.
Advanced Sciences of Nutrition ha sido una de las primeras compañías en aceptar el reto de mejorar sus suplementos de proteínas, y lo ha hecho lanzando al mercado dos productos de una calidad indiscutible como son Whey-Tech II y Muscle Fuel. La combinación de proteínas que ASN ha incluido en ambos es acorde con lo que las más recientes investigaciones aseguran que es lo mejor. Esto convierte a esto dos productos en punteros cada uno en su rama.

Como una de las grandes novedades respecto a anteriores fórmulas de ASN, tenemos la inclusión de caseína micelar no desnaturalizada, una de las sustancias que está revolucionando el mundo del culturismo. Hace unos años se llegó a la conclusión de que la caseína era una proteína de baja calidad, por lo que todas las miradas se volvieron hacia el suero. El descubrimiento de la caseína micelar no desnaturalizada, totalmente diferente a la tradicional, ha hecho de ella el complemento ideal del suero, ya que sirve para paliar las deficiencias de éste. Un estudio hecho público recientemente ha demostrado que la caseína micelar no desnaturalizada impide, al menos durante siete horas, la descomposición proteica. También se observó en este estudio una menor oxidación de aminoácidos, como fuente energética, en la caseína que en el suero. Y todo ello hay que unirlo a las excelentes propiedades anticatabólicas de la caseína, prácticamente inexistentes en el suero. Por mucho que se pueda decir por ahí, hay que desconfiar por completo de los productos que no contengan caseína micelar no desnaturalizada en sus fórmulas.
Por supuesto que las excelencias de la caseína micelar no desnaturalizada no nos deben hacer olvidar al suero, que sigue siendo la base de los aislados de proteína de ASN. La proteína de suero hidrolizada por intercambio de iones es la que tiene un mayor valor biológico, una unidad que representa la cantidad de nitrógeno que puede sustituirse por 100 gramos de proteína en la dieta. Además, no son pocas las propiedades que el suero presenta para “alimentar” a los músculos, mayores que las de otras fuentes proteicas. Sus niveles de aminoácidos esenciales, por ejemplo, son muy elevados, destacando entre ellos los de ramificados. También hay que tener en cuenta su abundancia en péptidos de distintas cadenas, esencial para la absorción rápidad que mejora el índice de la síntesis proteica.

Todavía es más rápida la absorción de los aislados de proteína del suero, que se obtienen por hidrolización y digestión enzimática a partir del concentrado. Se puede decir que el aislado está un escalón más avanzado que el concentrado. Lógicamente, al estar predigerido, el aislado de proteína de suero penetra en el flujo sanguíneo de modo casi inmediato.

aminoácidos

Otro de los increíbles avances que la técnica de la manipulación de nutrientes ha traído hasta nosotros son los péptidos del suero. Su valor es netamente superior al de cualquier otra forma de conseguir las sustancias que hacen que el organismo genere tejido muscular. Estos péptidos son cadenas cortas, dipéptidos o tripéptidos, lo que los hace mucho más importantes para la adquisición de masa muscular que los aminoácidos en forma libre. Los efectos que un hidrolizado de péptidos ejerce en el organismo humano tienen que ver con que el sistema intestinal absorbe los di y tripéptidos de forma mucho más eficiente que los aminoácidos libres. Además, los péptidos del suero hacen que el hígado segregue más somatomedina C, un factor anabólico de crecimiento importante para incrementar el desarrollo muscular.

La proteína de la albúmina de huevo tiene un elevado valor biológico, sólo superado por el del suero, lo que hace muy interesante su inclusión en cualquier combinación de proteínas. Sus cadenas de péptidos se absorben rápidamente, a la vez que inician la liberación sostenida. Por otro lado, el aminograma de la clara de huevo es de los más completos en aminoácidos que favorecen el crecimiento. Es el caso de la cisteína, vital para la reproducción celular y casi inexistente en el suero.
Amén de otros aminoácidos importantes que se incluyen en Whey Tech-II y Muscle Fuel, como glicina, la propia cisteína, leucina, arginina, metionina y fenilalanina, la glutamina, uno de los más importantes para el culturista en cualquier etapa de su preparación, está incluida en los dos productos. De la glutamina hay que decir que es importante que abunde en el organismo, ya que se convierte con facilidad en otros aminoácidos y ello garantiza que se dispone del material necesario cuando hay escasez de alguno de ellos. Otra de las propiedades de la glutamina es la de la hidratación celular, ya que este aminoácido es el encargado de llevar el agua al interior de las células. También se ha demostrado su importancia para facilitar la liberación de hormona del crecimiento, así como para mejorar el sistema inmunológico. Conociendo todas estas ventajas, no parece que pueda haber nadie en su sano juicio que no incluya un suplemento de glutamina en su dieta diaria, pero lo cierto es que no todos los suplementos de glutamina son apropiados para ello. La L-glutamina tiene muy complicado atravesar la barrera gástrica, ya que el tracto intestinal la emplea como fuente de energía y es muy poca la cantidad que llega a la sangre. La forma de evitar esto que han encontrado los científicos es la de unir la glutamina a péptidos para que las células intestinales no la reconozcan como tal y pueda llegar a la sangre. Esta es la forma de glutamina que ASN incorpora a Whey Tech-II y a Muscle Fuel. La más efectiva.

Las similitudes de Whey-Tech II y Muscle Fuel continúan en que ambos productos incluyen en sus fórmulas ingredientes tan apropiados para el crecimento muscular como el picolinato de cromo y el ácido alfa-lipoico. De cualquier modo, y como parece lógico, hay diferencias entre estas dos novedades de ASN. Una de ellas es la concentración de proteínas. Whey-Tech II contiene más de 80 gramos por cada 100 de producto. Como apenas tiene carbohidratos, es una fórmula ideal para aquellos que tratan de conseguir masa muscular sin una pizca de grasa. Combinado, por ejemplo, con otro producto de ASN como es Creagénesis, puede establecer significativas diferencias entre el antes y el después de los físicos de aquellos que se decidan por esta combinación. Por supuesto que esta concentración tan alta en proteínas y tan baja en carbohidratos hace de Whey-Tech II el complemento idóneo para quien desea eliminar algo de grasa. La recomendación en este caso sería combinarlo con una buena dieta e Hydroxymax II, la nueva “bomba” de ASN que literalmente funde la grasa.
La concentración proteica de Muscle Fuel, algo más del 50%, le hace un producto más apropiado para la fase de volumen e incluso para aquellas personas con metabolismo rápido que tienen serios problemas para ganar algo de músculo. También es muy recomendable para aquellos cuyo objetivo es la ganancia de fuerza. El aporte de creatina, glucógeno y aminoácidos que Muscle Fuel hace a los músculos, provoca que los récords previos de cada uno salten por los aires.

Muscle Fuel es un producto para ser usado a cualquier hora del día, pero recomendaría su uso preferentemente después del entrenamiento, ya que de ese modo está asegurada la reposición total de las reservas de glucógeno vaciadas durante el trabajo en el gimnasio. Otros buenos momentos para utilizarlo pueden ser a media mañana y a media tarde, ya que en esos momentos del día las ingestas no suelen ser muy abundantes y un buen batido incrementa de modo notorio la ración de proteínas diaria. Por el mismo motivo podría ser positivo un batido de Muscle Fuel en el desayuno; ésta es una comida “complicada” para muchos y Muscle Fuel reúne los ingredientes necesarios para empezar el día con buen pie y repletos de energía.
La otra diferencia notable es la inclusión de Calostro en la composición de Whey-Tech II. Sí, el fluido que segregan las hembras de los mamíferos hasta las 48-72 horas posteriores de haber alumbrado sus crías. El calostro es una de las principales razones por la que los médicos recomiendan a las madres dar el pecho a sus hijos; su alto contenido en nutrientes, compuestos que aumentan la inmunidad y factores de crecimiento, pese a que no se pueda tomar más de dos o tres días, prácticamente asegura la salud del bebé así como su crecimiento.

Claro está que la ciencia nunca ha sido ajena a los beneficios que el calostro puede producir en el humano adulto, pero existían ciertas dificultades que no aseguraban que pudiesen ser aprovechados. Estas radican en que el tubo digestivo del adulto presenta un entorno más ácido que el del recien nacido, así como una porosidad mucho menor, por lo que parecía poco probable que los factores de crecimiento presentes en el calostro pasaran a la sangre sin ser destruidos por el sistema gastrointestinal.
A pesar de todas las dificultades, la riqueza del calostro en IGF 1, en inmuglobulinas, los beneficios que aporta al sistema digestivo y su alta concentración en péptidos, ha hecho que muchos científicos sigan insistiendo en intentar conseguir su aprovechamiento pleno. Recientemente se han llevado a cabo varios estudios, siguiendo protocolos científicos rigurosos, observándose en alguno de ellos mejores rendimientos físicos, en pruebas como salto de altura y velocidad, en aquellos deportistas a los que se ha administrado calostro. En otros se han podido comprobar niveles más elevados de IGF 1, así como aumentos en la masa muscular. Sencillamente, tentador.

El calostro que ASN incorpora a Whey-Tech II es el bovino, que es el empleado habitualmente para la suplementación alimenticia. La configuración del factor de crecimiento similar a la insulina, IGF 1, del calostro bovino es idéntico al humano, pero con la ventaja de que su contenido es diez veces más alto. Es comprensible que el interés entre los deportistas por conseguir una fuente de IGF 1 natural y segura sea tan elevado. Puede marcar diferencias en el rendimiento de quienes lo usen.
Las cartas están sobre la mesa y boca arriba. ASN ha sido la primera compañía en dar el paso adelante y lo demuestra con dos productos que dejan obsoleto a todo lo anterior. Pienso que lo más recomendable para todo aquel que desee ganar esos kilos de músculo que acaben por transformar su físico en el que siempre han soñado, es informarse bien a fondo y después elegir lo mejor. Parece sencillo adivinar cual va a ser la decisión final. ¿No?.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.